El Oficio de Tintorero: El Relevo


Cuando alguien te pregunta a qué te dedicas y respondes que eres tintorero, lo más lógico es pensar que te dedicas a quitar manchas y lavar prendas delicadas. Raro es quién cree que tu trabajo consiste en teñir textiles. Es por ello que hemos decidido hacer esta serie de artículos dedicados a “El Oficio de Tintorero”, con la idea de devolverle a esta profesión su significado y simbolismo. Parte 1: “El Relevo”.



El Oficio de Tintorero: El Relevo_Pompeii_Fullonica_of_Veranius_Hypsaeus

ALQUIMIA VS. QUÍMICA

Aunque existen fábricas de teñido (o partes de fábricas destinadas a este fin), nos atrevemos a decir que en las sociedades occidentales el Oficio de Tintorero –tal y como se ha entendido históricamente– prácticamente ha desaparecido, quedando relegado al ámbito industrial-petroquímico. Lo sorprendente es que este cambio se ha producido en escaso siglo y medio, concretamente desde la irrupción masiva de los Tintes Químicos y la incorporación de maquinaria avanzada, situación que dejó a los Tintes Naturales en inferioridad de condiciones para satisfacer las necesidades de crecimiento de la industria textil durante la Segunda Revolución Industrial. Pero, ¿CÓMO ES POSIBLE QUE UNOS CONOCIMIENTOS TINTÓREOS ACUMULADOS DURANTE MILENIOS HAYAN DESAPARECIDO DE FORMA TAN REPENTINA?. Básicamente porque los Tintes Químicos son producidos industrialmente y las fábricas de teñido –sin menospreciar a sus profesionales– los aplican “directamente” sin necesidad de contar con LOS CONOCIMIENTOS MAESTROS DE LA ALQUIMIA DEL COLOR. Y así fué como el Arte del Teñido, no encontró ni la motivación ni el relevo generacional necesarios para conservarse y seguir evolucionando.



El Oficio de Tintorero: El Relevo

RELEVO

La desaparición de la CANTERA DE MAESTROS QUE ATESORABAN LA SABIDURÍA DEL ARTE DE TEÑIR, es la principal dificultad para darle hoy en día continuidad a esta práctica cuyos orígenes se remontan a las más remota Antiguedad. Y aunque en la actualidad hay grandes posibilidades de acceso a la información, no existe ya la opción de aprender directamente de aquellos profesionales (aunque sea en calidad de aprendices), el conjunto de conocimientos, prácticas, habilidades, destrezas ¡y secretos! que permitían conseguir, con tal grado de exactitud, un increíble elenco de colores con un sorprendente poder de fijación, así como aplicar –con excelente maestría– un conjunto de técnicas de diseño textil que hoy nos parecerían absolutamente marcianas. Todo queda a merced de la voluntad autodidacta de quienes se adentran en este intrincado pero apasionante mundo, lo que nos motiva aún más si cabe a poner todo nuestro empeño en la formación. Lejos queda el explendor tintóreo de finales del XVIII cuando en ciudades como Toledo ejercían más de 20 Maestros Tintoreros (y varias decenas entre oficiales y aprendices), de cuya importancia económica a penas quedan un puñado de páginas de la Historia (comúnmente consideradas irrelevantes) y el testimonio silencioso de algunos nombres de calles y barrios en ciudades como Madrid o Toledo. Mejor suerte corren otros países menos industrializados, donde la tradición oral ha sabido conservar los SABERES TINTÓREOS TRADICIONALES, o países como Japón donde el apego a la Tradición ha permitido la supervivencia de las antiguas casas de teñido, cuyos conocimientos y prácticas han sido transmitidas DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN, a menudo sin traspasar las fronteras del seno familiar.



El Oficio de Tintorero: El Relevo_Callejero Sigüenza Calle Del Tinte Alto

EVOLUCIÓN

Suele pensarse que el oficio de tintorero ha permanecido inalterado durante siglos pero, más bien al contrario, nos encontramos ante UN ARTE EN CONSTANTE EVOLUCIÓN, QUE HA DEMOSTRADO SIEMPRE UNA INCREÍBLE CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN. Así, cuando variaban las fibras que debían teñirse (lana, seda, lino, algodón…), los tintoreros rápidamente se adaptaban y desarrollaban nuevos métodos y técnicas para satisfacer las necesidades del cambiante mercado, de igual modo que se veían obligados a replantear radicalmente su trabajo, al variar los diseños y colores demandados en cada época. Por no hablar del reto que supuso adaptarse a las técnicas de estampación sobre algodón que se impusieron en Europa tras su introdución desde Oriente, hacia las que muchos tintoreros fueron incapaces de evolucionar, mientras otros alcanzaban GRADOS DE MAESTRÍA NUNCA VISTOS EN OCCIDENTE. Igual versatilidad demostraron cuando, por razones de escasez, el sector se veía amenazado por el encarecimiento de las materias primas y debían recurrir a otras fuentes de abastecimiento (cultivo local y recolección tintórea); o cuando, a causa del empobrecimiento del sector textil, simplificaban hábilmente los procesos de teñido para reducir costos, implementando para ello todo tipo de mejoras de eficiencia energética y optimización de los recursos tintóreos. Todas ellas muestras de su extraordinaria capacidad para EXPERIMENTAR, INVESTIGAR E INNOVAR.


Probablemente, la irrupción repentina de los Tintes Químicos se vío favorecida por esta capacidad de adaptación propia del oficio, al ver en la alternativa petroquímica (cuyos tiempos y costes de producción redujeron increíblemente los asociados a las técnicas tradicionales) la única alternativa para continuar ejerciendo. No obstante, el exitoso modelo tintóreo-fabril monopolizado por las grandes compañías químicas ¡como BASF!, provocó que la mayoría de las casas de tintoreros desaparecieran SIN POSIBILIDAD DE ADAPTACIÓN ALGUNA.



El Oficio de Tintorero: El Relevo _Landauer

RENACER

Así, conscientes de toda esta realidad, en The Dyer’s House HEMOS DECIDIDO HOMENAJEAR A ESTE OFICIO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN, RESPONSABLE DEL COLOR DE LOS TEXTILES DESDE TIEMPOS INMEMORIALES. Con la vuelta hacia lo natural y la creciente revalorización de los Tintes Naturales como opción tintórea sustentable, SURGE AHORA LA POSIBILIDAD DE RECUPERAR LA ALQUIMIA TINTÓREA actualizándola de acuerdo a la tecnología, estilos, ética y necesidades actuales. Por suerte, se vienen produciendo transferencias de conocimientos tintóreos hacia Occidente, desde aquellas regiones que aún los conservan, asistiendo desde los años 60 a la paulatina incorporación (vs. adaptación) de diferentes prácticas de teñido tradicional, siendo cada día más los diseñadores, artesanos, decoradores y artistas textiles que deciden MIRAR HACIA ATRÁS PARA DAR UN SALTO HACIA DELANTE. Sin olvidar el papel de las iniciativas de Cooperación al Desarrollo, que están ofreciendo a infinidad de comunidades locales la posibilidad de encauzar procesos de Desarrollo Local a través de la puesta en valor de los Tintes Naturales como valor añadido esencial de sus creaciones textiles tradicionales. Comienza pues a vislumbrarse un futuro próspero para la amenazada práctica del Teñido Natural y, con ello, el tan esperado despertar de este oficio ancestral.


Ahora el reto consiste convencer a la sociedad acerca de la necesidad de recuperar la práctica del Teñido Natural –junto con el resto de prácticas textiles tradicionales y los sistemas de producción y transformación de fibras textiles naturales– con el fin, no sólo de mantener vivo un legado cultural de tan inestimable valor, sino de GENERAR UNA ALTERNATIVA A LA PRODUCCIÓN TEXTIL DESLOCALIZADA, INSOSTENIBLE Y SOCIALMENTE INJUSTA, como sabemos, altamente dependiente de las fibras y tintes sintéticos de orígen petroquímico, de cuyas consecuencias sociales, económicas, médicas y medioambientales hablamos en El Blog de Mundo Lanar.



Lana Orgánica Teñida con Tintes Naturales


Tintes Naturales_Gualda_Reseda luteola


Tintes Naturales_Palo Campeche

#SiTeGustaComparte



Si te ha agradado este artículo, déjanos tu comentario y estaremos encantados de responderte personalmente. Será la mejor forma de saber que es un tema que te interesa y sobre el que debemos seguir trabajando.


10 thoughts on “El Oficio de Tintorero: El Relevo

  1. Rocío Mena

    ¡Me encantó su artículo !
    Soy mexicana. Yo también tiño con tintes naturales y es un tema que me apasiona.
    ¡Graciaaaaas!

    • romiato

      Wao!
      Somos grandes amantes de México, ya que allí se conservan valiosísimos saberes tintóreos ancestrales. Tenemos muchísimas ganas de ir allí a visitar. Será un placer compartir conocimientos tintóreos contigo!
      Saludos!
      Romi&Ato

  2. Rosa R. Zambrano

    Hola, muy bueno el artículo!
    trabajo con tintes, soy artesana.
    Me interesa muchísimo recibir información!

    • romiato

      Hola Rosa!
      Nos alegra que estés trabajando con tintes naturales. Aquí iremos publicando muchísima información relativa al tema. ¿Conoces nuestro blog de Mundo Lanar? Es un espacio dedicado exclusivamente al mundo de las Fibras y Tintes Naturales. Para más información, si lo deseas puedes subscribirte a nuestra Newsletter.
      Un saludo!
      Romi&Ato

  3. Muy interesante toda la página! Soy de Buenos Aires y paso largas temporadas en Epuyén, Chubut. Me encantaría saber de sus seminarios, para planear alguna “escapada” por España que pueda incluir alguno… El que me atrae más es el de teñido en algodón. ¡Gracias!

    • romiato

      Hola Susana!
      Será un placer tenerte en The Dyer’s House. Cuando tengas pensado venir nos contactas y aprovechamos tu viaje para organizar el Workshop que te interese! El teñido de algodón, ya verás que es un mundo apasionante. Te esperamos!
      Romi&Ato

  4. Laura

    Me encanto el articulo , valorando estos conocimientos ancestrales , que no se pierdan !!!

    • romiato

      Gracias Laura,
      Nos alegra que sea de tu agrado. Esto es sólo el principio. Por suerte la causa tintórea está despertando!
      Un saludo!
      Romi&Ato

  5. victoria tobar barra

    Trabajo con lanas y hago fieltro y me gusta mucho teñir con elementos naturales. Gracias por el articulo tan interesante!

    • romiato

      Gracias Victoria!
      Nos alegra que te haya gustado! Disfrutamos mucho con toda la gente que hace consas con lana y tintes naturales.
      Seguimos en contacto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *